Moniciones y Oración de los Fieles. Domingo V Semana de Pascua. Ciclo A. 22 de mayo 2011


V Domingo de Pascua 
22 de mayo de 2011
MONICIÓN DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a esta eucaristía del V Domingo de Pascua. Aprenderemos hoy de la mismísima Palabra, real y verdadera, de Jesús cual es nuestro programa, nuestra meta: Él nos dice que es el Camino, la Verdad y la Vida. Merece la pena reflexionar en profundidad sobre la propuesta de Jesús y aprovecharla. Nos conduce hacia la vida eterna, camino de la felicidad permanente. El Tiempo de Pascua va transcurriendo y nosotros sabemos también que esperamos al Espíritu Santo. El día de Pentecostés, ya no muy lejano, recibiremos lo que el Resucitado nos envía: Aquel que nos lo enseñará todo. Y ante ello iniciemos, pues, con gran alegría nuestra celebración. De pie para recibir al Celebrante, cantando.

 
MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS
1.- En la primera lectura, tomada del Libro de los Hechos de los Apóstoles, se suscita el primer problema “administrativo” en la Iglesia. El número de fieles aumentaba y los Apóstoles tenían la necesidad de emplearse a fondo en la transmisión de la Palabra de Dios. Y así se decide nombrar siete diáconos para atender al servicio de los fieles. Aparece el diaconado, pues, en la historia de la Iglesia. De ellos, Esteban se convertiría en el primer mártir de la Iglesia y Felipe predicaría con la misma intensidad que los Apóstoles. Pongamos atención a la primera lectura.
2.- La segunda lectura se hace continuando el relato de la Primera Carta del Apóstol San Pedro que leemos en estos domingos de Pascua. Y la epístola del Primer Papa de la Iglesia de Cristo consagra la condición sacerdotal de todo el pueblo elegido de Dios. Pocos textos de la Sagrada Escritura condensan tan bien esa condición del sacerdocio compartido por todos los bautizados. Escuchemos con atención.
3.- El Evangelio de San Juan que leemos hoy establece la identidad trinitaria entre el Padre y el Hijo, cuando Felipe, el Apóstol, pregunta a Jesús que le muestre al Padre la respuesta es inequívoca: quien ha visto a Jesús a visto al Padre. Además de la respuesta a Tomás, Jesús, mostrará el camino nuevo para todos los hombres y mujeres también de manera muy concreta. Porque Él es el Camino, y la Verdad, y la Vida. De pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

Por Cristo….Mas, Mas, Mas

V Domingo de Pascua 
22 de mayo de 2011
La oración de los fieles
CELEBRANTE
Reunidos en Asamblea de amor y de fe, dirigimos al Padre nuestras súplicas. Y respondemos:
TE ROGAMOS, ÓYENOS
1.- Por la Iglesia Universal, con el Papa Benedicto a la cabeza; por las Iglesias locales, por todas las comunidades cristianas para que alcancen la madurez de la fe
OREMOS AL SEÑOR
MONITOR
2.- Por todos los que desempeñan en la Iglesia el ministerio pastoral de la Palabra y de la acción caritativa; para que el Espíritu de Dios nos llene de sabiduría.
OREMOS AL SEÑOR
3.- Por los afectados por los terremotos, lluvias e inundaciones en diferentes partes del mundo, para que reciban la ayuda material y espiritual necesaria, especialmente por los heridos en la catástrofe. Y todos tengamos, junto a los habitantes de esos lugares, un recuerdo por las víctimas mortales.
OREMOS AL SEÑOR
4.- Por los que buscan a Dios en el fondo de su corazón; para que descubran en Cristo la imagen del Padre.
OREMOS AL SEÑOR
5.- Por todos los niños que se están preparando para recibir la Primera Comunión, que su espera sea recompensada con la felicidad de poseer e Cristo.
OREMOS AL SEÑOR
6.- Por la acción de los católicos y de todo el pueblo cristiano en los medios de comunicación y en Internet para que la Palabra de Dios ocupe la tierra entera.
OREMOS AL SEÑOR
7.-Por las intenciones recibidas en la Obra, Por Cristo….Mas, Mas, Mas
OREMOS AL SEÑOR
8.- Por la paz en el mundo, para que terminen las guerras y florezca la paz.
OREMOS AL SEÑOR
8.- Para que todos quienes nos reunimos en toda ocasión y lugar para orar al Señor –y por ejemplo en la presente Eucaristía–, aprendamos del mismo Jesús el camino que conduce al Padre.
OREMOS AL SEÑOR
CELEBRANTE
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.
Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, mediador nuestro, que reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.
Amen

Por Cristo….Mas, Mas, Mas

Publicado con WordPress para BlackBerry.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s